CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

jueves, 13 de diciembre de 2012

SIERRA DE BÉJAR

El 11 de diciembre de 2012 abandonamos la espesa niebla que nos envuelve toda la provincia de Valladolid para en un desplazamiento fácil, acercarnos hasta la vecina Salamanca para llegar a tierras del municipio de Candelario. La Sierra de Béjar, o de Candelario es la prolongación natural hacia el oeste de la Sierra de Gredos formando una encrucijada montañosa donde confluyen las provincias de Ávila, Cáceres y Salamanca.
El mapa y todos los datos en: SIERRA DE BÉJAR
Desde Candelario, uno de los pueblos mas bellos de España, parte una carretera que en 10 kms nos deja en la Plataforma del Travieso situada a 1850 metros, donde una vez preparado todo el material, iniciamos nuestra ruta.
Comenzamos a ascender en fuerte desnivel por sendero cómodo entre las escobas de pequeña altura, dejando atrás la meseta escondida entre la niebla,
 con tramos de nieve completamente helados.
A medida que ganamos altura nos vamos apropiando de calidad en las vistas sobre el Embalse de Navamuño
y la magestuosa silueta que forman los municipios de Béjar y Candelario clavados en el fondo del valle.
Un pequeño descanso para desechar algo de ropa
y continuar por el sendero intiutivo pero sin posibilidad de pérdida.
Sin darnos cuenta vamos tomando contacto con la nieve
que en algunos lugares se convierten en auténticas pistas de patinaje,
aprovechando las ramas de las escobas para ejercer una pisada mas segura.
El frío es patente por estas latitudes y se adosa a los grandes hitos de piedra que nos guían en la subida.
En poco mas de una hora hemos alcanzado la Cuerda del Calvitero entre Hoya Mayor y El Quemal.
Unos momentos de descanso para agruparnos en las inmediaciones de la Fuente de la Goterita que en invierno y primavera se encuentra tapada por la nieve.
Cielo y nieve forman un bello conjunto
para seguir caminando por un paisaje que se erige en el principal protagonista,
creando un horizonte casi lunar
y salpicado con rincones de pródiga belleza como el macizo central de Gredos
y la suave neblina que se extiende hacia la meseta sur.
El frío y el viento han modelado originales esculturas de hielo en la antesala del Pico de la Ceja
creando bellas imágenes a nuestro paso.
Antes de subir a la Ceja nos asomamos
al espectacular valle que conforman las Lagunas del Trampal, obteniendo una maravillosa perspectiva del conjunto atrapado a los pies de la Cuerda de la Ceja.
Con nuestro "zoom" vamos invadiendo la intimidad de sus aguas y desde esta atalaya sobrevolamos, la primera y mas grande de las lagunas situada a mayor distancia de nosotros.
La segunda, un poco mas arriba y cubierta de nieve
y la mas cercana y mas pequeña a nuestros pies.
Después de disfrutar de su entorno, en un corto repecho nos plantamos en
el techo de la provincia deSalamanca. El Canchal de la Ceja de 2428 metros de altitud con este curioso buzón en forma de "cohete".
Otra cima conquistada del Comando Senderista de hoy.
Nuestra ambición no termina y decididos, enfilamos hacia nuestra segunda cumbre
que percibimos hacia el suroeste, el Calvitero-Torreón.
Transitamos entre la nieve y pequeños canchales de piedra
frente al murallón que forma el Canchal del Turmal y el Risco la Campana a nuestra izquierda
mientras a la derecha nos asomamos al hermoso paraje de Las Agujas, 
un bello balcón sobre Hoya Moros.
"Siro" parece llamarnos la atención para que no se nos escape las espectaculares vistas  
sobre la hermosa laguna del Duque

situada en un lugar mágico entre la Cuerda de la Ceja y la Cuerda de los Asperones, por donde discurre el Arroyo Malillo.
Tenemos a tiro El Torreón, pero antes tenemos que pasar un tramo complicado.
Se trata del Paso del Diablo, tarea no muy fácil con nieve, aunque el cable amarrado a las rocas nos facilita el descenso 
y con precaución y asidos a la cadena no tendremos ningún problema.
El Calvitero-Torreón nos saluda
y nos posamos en sus 2400 metros de altitud.
Un punto culminante en las provincias de Ávila y Salamanca, constituyendo el techo de la provincia de Cáceres. 
Admiramos La Ceja,
el Valle del Jerte
y los lejanos montes de Extremadura que surgen en la niebla.
Regresamos, ascendiendo ahora el Paso del Diablo
para asomarnos por toda la vertiente oeste
e intuir el Embalse de Baños en primer lugar, coronado por las lenguas de aguas del Embalse de Gabriel y Galán al fondo.
Seguimos explorando para ver en toda su magnitud
el caos granítico lleno de nieve del Circo de Hoya Moros, donde se encuentran asentadas las Charcas de Venerofrío y donde tiene su nacimiento el río Cuerpo de Hombre.
Gredos surge soberbio
mientras nos encaminamos para buscar un buen sitio
donde descansar, 
 poder desplegar nuestro arsenal nutritivo
y darle un buen azote y marear a nuestra "bota".
Tenemos poco tiempo, ya que los días de diciembre son muy cortos, 
así que nos ponemos en marcha
descubriendo miradores de privilegio sobre la Loma de la Culebrilla.
El descenso es dificultoso, obligándonos a tomar precauciones en todo momento
aunque el extreno de Pablo ha sido un poco duro.
Arroyos escondidos entre las nieves gritan su rumor entre radiantes esculturas que las bajas temperaturas han cincelado.

Sendas de trazado difuso
nos atrapan entre sus fauces, obligándonos a realizar un mayor esfuerzo en el paraje de Las Cañadillas.
Una vez pasado la Vaguada del Hornillo y recuperado los hitos del camino  muy cerca de la Plataforma del Travieso, nos encontramos con este fabuloso mar de nubes que cubre toda la Meseta Norte
y la bella proyección del Embalse de Fuente Santa o Navamuño.
Ya desde El Travieso disfrutamos de las últimas luces del día
y de la colosal "puesta en escena" que las hermosas montañas se tornan en un océano de olas engalanadas por los suaves matices de la niebla.
Un delicioso crepúsculo para finalizar este camino por la maravillosa Sierra de Béjar.
Saludos de COMANDO SENDERISTA.


1 comentario: