CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

martes, 23 de septiembre de 2014

LITORAL NORTE DE CASTELLÓN

Nos situamos en los primeros días de septiembre de 2014 para recorrer, en una bonita excursión, el rico patrimonio monumental y paisajístico de la Costa del Azahar, comprendida en las comarcas castellonenses del Bajo Maestrazgo y la Plana Alta. Pincha en "play" y comenzamos.
El esplendor de la comarca del Bajo Maestrazgo comienza con un soberbio amanecer sobre las tranquilas aguas del Mediterráneo en el municipio de Vinaroz,
donde destacamos su edificio mas significativo, la Iglesia Arcipestral de la Virgen de la Asunción, un templo gótico-renacentista con una bella portada barroca del siglo XVI.
A pocos kilómetros al sur llegamos a Benicarló, ciudad abierta al Mediterráneo.
En este municipio se combina y se mezcla con gran maestría los sabores a mar con los de la huerta, sobre todo la alcachofa, que ostenta en estas tierras la Denominación de Origen como reconocimiento a su calidad.
Recorremos sus calles 
hasta llegar a la Casa Consistorial, donde encontramos justo enfrente,
la Iglesia Parroquial de San Bartolomé del siglo XVIII, con un alto campanario octogonal y una gran fachada barroca de piedra que enmarca la portada.
Entre estos dos últimos edificios, una preciosa escultura con un "guiño" a los hortelanos de la localidad.
La playas del Morrongo, del Gurugú y de la Caracola nos enfilan hacia Peñíscola, una península rocosa que emerge sobre las aguas mediterráneas.
Peñíscola se alza sobre la peña con su magnífico casco antigüo, en el que sobresale el Castillo del Papa Luna.
Sus poderosas murallas y contrafuertes están salpicadas de infinitos escudos y torres de vigía que nos conducen hacia el interior para acceder hasta 
el Ayuntamiento de moderna construcción.
Al lado nos topamos con la llamada Iglesia de la Reconquista o Iglesia Parroquial de la Virgen del Socorro.
Su precioso itinerario nos asoma al mar con espectaculares vistas
que nadie quiere perderse.
Recorremos preciosos rincones con detalles de altísima calidad
accediendo al faro, que guía e ilumina a los intrépidos navegantes que se acercan a estas latitudes mediterráneas.
El Castillo de Peñíscola fue originalmente una fortaleza musulmana que en 1233 cayó en manos aragonesas para que después los templarios lo reconstruyeran. Es uno de los monumentos mas visitados del panorama nacional.
Fue mandado construir por el Papa Luna allá por el 1414.
Junto a las murallas del Castillo 
encontramos la Ermita de la Virgen de la Ermitana, patrona de la ciudad, donde destaca su torre y su fachada rematada en una cornisa con pináculos. 
Todos los alrededores de su casco antigüo son un precioso balcón sobre las cálidas aguas de este maravilloso mediterráneo
que adorna sus calles y fachadas con bellos motivos
enmarcados
sobre la tenue luz del atardecer,
 dejándonos imágenes de arrebatadora belleza
por las que surcan los incansables seguidores del "paddle surf",
justo en el momento que la luna gana el pulso al sol.
Un nuevo día se despereza
constituyendo ese "único momento mágico" donde podemos capturar la infinita belleza y ese trozo de mística que lleva consigo el amanecer
y que nos aporta la "adrenalina" necesaria para afrontar un hermoso día.
Nos situamos en el municipio de Alcalá de Xibert, en la Iglesia de San Juan Bautista construida entre 1735 y 1776 gracias al esfuerzo de sus habitantes.
De hermosa fachada, destaca su campanario octogonal de aproximadamente 60 metros de altura, uno de los mas altos de toda la Comunidad Valenciana.
El Castillo de Xivert esta emplazado en lo alto de la Sierra de Irta dominando el llano y el mar, donde destaca la alcazaba que ubicaba el poder político y militar, el albacar para los civiles y su ganado y finalmente el poblado, un recinto amurallado con posterioridad.
El Parque Natural de la Sierra de Irta es un espacio protegido de 12000 hectáreas de superficie y está ubicado al norte de Alcocebre.
Su flora es la de una zona semiárida de clima mediterráneo en la que los pinares viven en diálogo con el palmito, el romero y el fenoll
y que se acercan hasta la Reserva Marina de Irta.
También en lo mas alto se encuentra la Ermita de Santa Lucía y San Benet de estilo gótico valenciano del siglo XVII.
Con varios pozos y contrafuertes
consta de una sola nave, con otro edificio anexo que fue la antigüa hospedería y desde sus 312 metros de altitud
oteamos el municipio de Alcocebre.
Descendemos hasta la línea del mar en Alcocebre en busca del contacto con la naturaleza para descubrir Cala Blanca, prácticamente virgen.
Un hermoso paseo continua hasta el faro, moderna edificación que se asemeja mas a una torre de prácticas de cualquier Parque de Bomberos que a un faro propiamente dicho.
A la sombra del faro aflora la maravillosa Cala Mundina, con una pequeña extensión de arena y cantos rodados
decorada con preciosos colores
donde crecen escasas pero hermosas plantas
flanqueadas por afloramientos rocosos de difícil acceso.
Paseamos por la playa urbana de Las Fuentes, una de las mas emblemáticas de Alcocebre
encontrando la presencia de manantiales de agua dulce en el exterior y en el fondo marino.
El Puerto Deportivo, con el yate a la puerta de casa y símbolo de la opulencia,
se enmarca bajo un hermoso cielo
que a través del accidentado litoral y coloridas rocas nos lleva hasta desembarcar
en la Playa del Carregador con mas de 700 metros de larga y 70 de ancho de arenas finas.
Un pequeño espacio dunar separa la Playa del Carregador para darnos acceso a la Playa Romana, de destacable riqueza ecológica y con abundante infraestructura turística.
Mas al sur, en Capicorb, los cantos rodados se abalanzan sobre el mar
y a sus espaldas descubrimos la Ermita de San Antonio.
El municipio de Torreblanca nos saluda 
con su Castillo que se remonta a las edades medievales.
De castillo a castillo, enfilamos los peldaños entre los gruesos muros del Castillo de Oropesa del Mar de origen musulman, situado en lo alto del casco antigüo 
dominando la ciudad y resaltando la torre de su Iglesia Virgen de la Paciencia y patrona del municipio.
Recorremos sus murallas y rincones típicos
a través de sus empinadas y estrechas calles de trazado medieval
para llegar al colorido y hermoso jardín
de la Urbanización Marina d´Or.
El termino municipal de Benicasim, con hermosas playas donde se emplazan varias Torres de Vigía, está situado entre la Sierra del Desierto de las Palmas
y Castellón de la Plana con su maravilloso Ayuntamiento
y su famosa Torre Campanario denominada "El Fadrí" separada de la Catedral de Santa María y símbolo de la ciudad de Castellón.
Terminamos esta ruta por el norte del litoral castellonés en la Playa de Les Amplaries, en el municipio de Oropesa del Mar
disfrutando de la superluna de septiembre,
con los maravillosos tonos que nos depara una pequeña tormenta vespertina
e inundados por los plateados rayos lunares sobre las sosegadas y plácidas aguas de este mediterráneo maravilloso.
El video de la ruta en:  COSTA DEL AZAHAR

2 comentarios:

  1. El Mediterraneo siempre nos depara una agradable visita a las tierras que él baña.
    Todos los pueblos que has recorrido y plasmado inmejorablemente en tu crónica, son testigo de sus cálidas aguas y han sido receptores de numerosas culturas que han dejado su huella para disfrute de los viajeros que hoy día quieran ir a conocerlos y enriquecerse, como tú bien nos has mostrado, con su cultura, su arte, su naturaleza y, por supuesto, sus amaneceres e increíbles puestas de sol.
    Magnífico, como es habitual en ti, el recorrido costero por el litoral castellonense.
    Muchas gracias por compartilo y un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar