CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

lunes, 16 de marzo de 2015

PICO MURCIA

La ruta que pretendíamos realizar este 12 de marzo de 2015, era un paseo en raquetas de montaña por el Alto del Corcal, entre las localidades palentinas de Triollo y Vidrieros, al sur del Curavacas. La ausencia de nieve nos obligó a desplazarnos hasta la localidad de Cardaño de Arriba para intentar alcanzar el Pico Murcia. Este es el relato de nuestra aventura. Pincha en "play" y empezamos.
El pequeño pueblo de Cardaño de Arriba está cubierto aun por una gran capa de nieve y con la vista puesta en su Iglesia de San Lorenzo, comenzamos a caminar. Los datos y el mapa de situación, "aproximados" en: PICO MURCIA
Como "el mundo es un pañuelo", en el lugar de salida coincidimos con varios compañeros de trabajo que pretendían realizar una de las muchas rutas que desde este punto se pueden efectuar, decidiéndonos finalmente por el Pico Murcia y llegar hasta donde pudiéramos con nuestras raquetas.
Iniciamos el itinerario desde el pequeño aparcamiento de coches
remontando las rumorosas aguas del Arroyo de las Lomas.
Ya, desde el principio hemos tomado contacto con la nieve,
cruzando alguna fuente y avanzando sobre el agua que corre por el lecho del camino.
La música del agua sube de volumen en este tramo en el que se despeñan hermosas cascadas
y espléndidas torrenteras que crean un espectacular y maravilloso escenario.
Seguidas las indicaciones hacia el Pico Murcia, nos internamos y enfilamos el Valle del Valcabe y con nuestras raquetas en los pies
vamos desgranando terreno en un casi perfecto paseo por la nieve,
con la referencia del Collado de Peñas Caburdas y el Pico Murcia que se asoma a la izquierda.
La temperatura no puede ser mejor para disfrutar al máximo de esta actividad, haciendo un alto en el camino
para ejecutar varias instantáneas del grupo,
mostrando el lado mas hermoso del escenario en que nos desenvolvemos.
El camino sigue su ascenso en este pequeño tramo mas incomodo debido a su inclinación
quedando a nuestras espaldas el cordal de cumbres del Vallejo y Hoya Continua.
A nuestra derecha disfrutamos del Pico Internauta por donde se precipita una maravillosa y susurrante cascada que finaliza en el Arroyo Valcabe.
El aire se impregna de pequeñas dosis de brezos y retamas que logran surgir desde la nieve
mientra continuamos con el ritmo de subida.
Alcanzamos la zona de Bonfría en grupo
para mas adelante dispersarnos bajo los hermosos rayos solares en un decorado con un gran encanto natural
y a los pies de la bonita estampa que luce el Pico Murcia.
Cuando intuimos la confluencia del Arroyo Cuenca sobre el Arroyo Valcabe, cruzamos a la otra margen del arroyo
para emprender, decididamente
un fuerte repecho que tendrá seguimiento y continuidad hasta coronar el objetivo de hoy.
Vamos ganando altura
y velocidad en nuestro corazón
mientras divisamos hacia el sur la línea de cumbres de dosmiles formada por el Pico El Castillo, el Cerro del Sillar y La Cerezuela.
La subida sigue exigiéndonos mucho esfuerzo
mitigada por los ecos de la cercana torrentera del Arroyo Zamurdias.
La ascensión se va endureciendo y en fila vamos aprovechando los pasos del que nos precede para afrontarlo con mayor seguridad.
Las imágenes de dureza se van desencadenando
y el sudor recorre nuestros rostros
aunque de cuando en cuando volvemos nuestra vista atrás para descubrir el fastuoso y sensacional espectáculo paisajístico que forman este grandioso Valle de Valcabe y sus montañas.
Vamos ganando altura cada vez con mayor dificultad
pero con mejores vistas, logrando alcanzar Las Agujas de Cardaño, Tres Provincias y Peña Prieta.
Estamos sobre la cota de los 2100 metros con panorámicas envidiables de todo el valle,
consiguiendo atrapar desde aquí el Pico de Hoya Continua y justo detrás el Curavacas con sus 2524 metros de altura y techo de Fuentes Carrionas.
La pendiente se acentúa de manera brutal por esta loma demasiado venteada que se va transformando en hielo y nuestras raquetas empiezan a deslizarse con el consiguiente peligro.
Echamos de menos los crampones  y decidimos darnos la vuelta, puesto que no queremos que un bonito día se convierta en tragedia para regresar en otra ocasión cuando las condiciones del terreno mejoren.
Nos quedamos con esa tristeza por no tocar cima pero con la alegría y la satisfacción de haber procedido de la manera mas lógica y sensata en este tipo de situaciones.
Poco a poco vamos descendiendo por este bello manto blanco
entre la suave brisa que inunda estas
atractivas montañas, que nos acogen y envuelven
y desde donde obtenemos unas vistas fantásticas.
El silencio se vuelve a interrumpir por el agradable sonido del agua
que corre en la misma dirección que nosotros en busca de la vaguada en lo mas hondo del valle.
Mirada atrás para explorar y sorprendernos
del pulido, sugestivo y desdibujado sol entre las bellas nubes estratificadas, que crean una aureola y una luminosidad casi misteriosa.
Seguimos el descenso entre "posados",
pequeñas caídas y hundimientos entre la suavidad de la nieve,
en el momento que cruzamos el Arroyo la Cuenca
entre enormes muros de nieve.
Es el momento de introducir fuerza y vigor a nuestros cuerpos mediante barritas energéticas especiales de chorizo, tortilla, jamón y un largo etcétera de productos.
Atravesamos la zona del Enemigo con los restos desperdigados de un "chozo" dispersados por las avalanchas de nieve
mientras hacemos una parada para conocer el Comando Senderista de hoy.
Seguimos la lengua de nieve
entre las estrepitosas cascadas que forma el Arroyo Valcabe
y los abundantes regatos y riachuelos que mueren en él.
El rumbo nos conduce por El Canraso
divirtiéndonos y deleitándonos con los diferentes saltos,
hermosas pozas
y maravillosas cascadas,
cada una ataviada con su indumentaria y toque personal.
Nos quitamos las raquetas en la última parte de la ruta
enfilando el Valle de del Arroyo de las Lomas
hasta llegar al puente que nos devolverá a la otra margen del arroyo.
"El Chino" se marca una gran foto sobre el puente
y un poco mas abajo reponemos líquidos en la pequeña fuente, saciando nuestras sed.
Los colores y los bellos matices de estas hermosas flores nos anuncian la cercanía de la primavera
mientras relajadamente nos vamos acercando al final de esta entretenida aventura
que finaliza sobre la agradable y delicada estampa de Cardaño de Arriba.
Seguramente repetiremos el viaje para alcanzar la cima del Pico Murcia, pero nuestras mentes han quedado gratamente impresionadas con el encanto de estas esculturales y atractivas tierras.
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
El video de la ruta en: PICO MURCIA

1 comentario:

  1. Gracias al cambio de planes al que os vísteis obligados, realizásteis una ruta invernal de las clásicas en la montaña Palentina.
    Por supuesto que hicísteis lo correcto al daros la vuelta dejando la cumbre para mejor ocasión o momento con equipación adecuada.
    Los paisajes y belleza del camino recorrido te les has traído bien plasmados para casa y 'Ojolince y Sra.' estamos encantados de disfrutarles virtualmente hasta el momento en que podamos hacerlo 'in situ' que ésta también la tenemos pendiente.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.' para ti y para todo el Comando Senderista.

    ResponderEliminar