CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

martes, 29 de marzo de 2016

DESFILADERO DE LA YECLA

Al sureste de la provincia de Burgos, en las cercanías del municipio de Santo Domingo de Silos, podemos asomarnos al espectacular Desfiladero de La Yecla. Este pequeño paseo lo realizamos el día 24 de marzo de 2016. Comenzamos. Pincha en el "play"
Santo Domingo de Silos es una villa y un monasterio de monjes benedictinos, asentada en la parte oriental del Valle de Tabladillo.
Su monasterio se remonta al siglo X, posee un magnífico claustro románico de dos plantas y una iglesia neoclásica en el que a las horas adecuadas
puede escucharse el canto gregoriano por parte de los monjes de Silos.
El mapa y los datos podeís encontrarlos en: DESFILADERO DE LA YECLA
Apenas 2,5 kms de Santo Domingo de Silos en dirección a Caleruega nos sorprende este precioso desfiladero.
Grandes paredes verticales
se alzan sobre el túnel por el que pasa la carretera y en la indicación "bajada a la Yecla"
nos internamos sobre la corriente del Arroyo del Cauce,
también llamado Arroyo del Helechal y tributo del río Mataviejas
que ha modelado los materiales calizos del Cretácico creando abruptos escarpes de gran diversidad en formas cársticas.
El angosto desfiladero está recorrido por una serie de pasarelas, barandillas
y puentes construidos en 1934 que permiten recorrer la estrecha garganta en su totalidad.
Los paredones pueden alcanzar los 100 metros de altura con una dirección sur-norte perpendicular a las estructuras geológicas de la Cordillera Ibérica, lo que genera cañones de corto desarrollo pero muy estrechos.
Sentimos la humedad de sus muros
que nos aprietan y ciñen a nuestro paso
mientras a nuestros pies descubrimos su salvaje belleza embriagados por el precioso rumor de sus aguas que invaden todo el ambiente.
La buena temperatura y la afluencia de mucha gente hace casi imposible ser protagonista en cada foto
aunque al final logramos tomar esta imagen.
En algunos momentos su estrechez no permite la entrada de los rayos solares
aunque podemos disfrutar de los preciosos reflejos de la corriente y del brillo de musgos y líquenes que pueblan sus paredes.
Hacia la mitad del itinerario el arroyo respira y el espacio se abre
para poder contemplar el quebrado territorio de las Peñas de Cervera,
donde podemos otear a varios buitres leonados tomando el sol en lo mas alto de los riscos.
El perfil asemeja un profundo "tajo" a golpe de hacha
y en lo mas hondo reanudamos la marcha sin el convencimiento de poder atravesar este ajustado e infranqueable cañón.
La circulación del agua nos presenta un amplio catálogo de elementos morfológicos
como sumideros y preciosas formas erosivas de vivos colores,
además de pequeñas cascadas y saltos de agua.
Las rocas parecen abalanzarse y arrojarse contra nosotros
en un espectáculo indómito y montaraz,
mientras seguimos consumiendo metros de pasarela y gozando de un bello y atractivo paseo por este enclave de gran valor geológico.
De nuevo bajo nuestros pies, otra interesante muestra de concreciones calcáreas,
cascadas
y meteorizaciones producidas por el goteo de ácidos húmicos.
Logramos ser protagonistas entre estas ásperas paredes
que nos van conduciendo
sobre las aguas del arroyo
entre tibios y cálidos tonos
por este hermoso y fascinante callejón rocoso.
El Arroyo del Cauce trota impetuoso en busca del Mataviejas
y nosotros nos toca ascender los últimos metros por los escalones
que nos llevan a volar por este magnífico universo pétreo.
Hemos llegado al lado contrario del desfiladero,
ahora con precaución penetramos por el túnel de la carretera, siempre por sus aceras, ya que podemos encontrarnos con tráfico rodado.
La oscuridad del túnel nos deja en poco metros 
un espectacular balcón con hermosas imágenes del entorno por el que nos movemos,
apreciando el camino por el que pasamos
y valorando la calidad paisajística
del "Espacio Natural de la Yecla y los Sabinares del Arlanza" en el que esta incluido.
Las tinieblas del siguiente túnel
se van convirtiendo en resplandecientes tonos lumínicos
que nos devuelven y vomitan a la maravilla natural de la tierra de las sabinas.
Un saludo de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes. Hasta una nueva aventura.
Resumen en vídeo: DESFILADERO DE LA YECLA

1 comentario:

  1. Precioso reportaje del desfiladero y sus alrededores, las fotos impresionantes.
    Me gustaría poder visitarlo algún día.
    Gracias Luis Angel.

    Pablo Martín

    ResponderEliminar