CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

lunes, 25 de abril de 2016

CAMINO DE LAS RAICES

En este hermoso paseo realizado el día 24 de abril de 2016, vamos a conocer y disfrutar de la simbiosis entre el arte y la naturaleza del Camino de las Raices, descubriendo el rastro y la estela del pasado de un pueblo, La Alberca, y un territorio, la Sierra de Francia. Pincha en el "play" y comenzamos.
 Nuestra andadura comienza en la Plaza Mayor de La Alberca, junto al crucero, envueltos entre sus hermosas casas y balconadas, fruto de una arquitectura popular que se ha mantenido inalterable en el transcurso de los siglos. Podeís ver el mapa de situación mas abajo y descargar el "track" en el siguiente enlaceCAMINO DE LAS RAICES
Desde la plaza tomamos la Calle Puente, que nos sumerge en la belleza que atesora su espectacular trazado medieval guiándonos hasta cruzar el Arroyo de La Alberca,
 depositándonos en la Calle Navajo que se va convirtiendo, entre verdes y frescas praderías, en el GR 10 tipificado como "Travesía de la Sierra de Francia".
Como dice el refrán "abril, aguas mil, sino al principio al medio o al fin", las abundante lluvias de los últimos días han dejado constancia sobre el itinerario
que nos penetra por un precioso bosque de robles y castaños
hasta alcanzar la primera muestra artística de la escultora Begoña Pérez, titulada "Del espejismo de un bosque".
En ella, se atrapa el paisaje, se refleja el bosque y se incorpora el caminante mientras la naturaleza va cambiando al paso de las estaciones.
La senda interpretativa va recorriendo el robledal en suave descenso 
cruzando la carretera que se dirige a Monforte y Madroñal, con sumo cuidado.
Mientras paseamos entre viejos troncos
vamos avanzando entre la luz del joven robledal
alcanzando en pocos metros a la derecha, la segunda representación escultórica de la autora Lucía Loren y su obra "La Majá". "Paredes que son puertas, donde se guarda, se protege, se defiende. Pastores, ovejas, raices perdidas, esencia de lo que fuimos".
Chapoteamos por un camino inundado
para depositar nuestro granito de piedra sobre la Peña de las Cruces,
refugio de ascetas y ermitaños
y desde donde podemos otear una preciosa panorámica de la Sierra de Francia
y la Sierra de Béjar.
La tranquilidad y el sosiego de la senda hace que juguemos con los reflejos del agua en algunas zonas del camino,
mientras en otras áreas, ásperas y ariscas piedras repercuten nuestros cuerpos.
Alcanzamos un paraje de mucho encanto y fascinación
donde está situada la Ermita de las Majadas Viejas, con una sencilla portada donde llama la atención el púlpito exterior de piedra en la fachada
y un precioso brocal de pozo del año 1430 delante de ella.
En este punto abandonamos el GR 10 que hemos seguido fielmente desde La Alberca comenzando el PR de Majadas Viejas a la Fuente de Castaño, arropados entre grandes "escobas"
bajo la atenta mirada de las Peñas de Orconera.
Tras saltar una zona encharcada, cruzamos la carretera 
siguiendo las marcas amarillas y blancas del Camino de las Raices.
Transitamos despacio con una temperatura envidiable por el corazón del joven robledal
saliendo por una zona despejada para encontrarnos "Hojas de Roble" de la artista Iraida Cano. Se representa la sombra, el refugio y el frescor
y cuando la hoja de roble cae se funde con la tierra y se hace alimento para nuevos brotes y cama para los animales y vuelva a crecer lo que estaba. Todo cambia.
A lo lejos aparece la singular y prodigiosa atalaya de la Peña de Francia
mientras vamos consumiendo distancia 
entre preciosas tonalidades amarillas
y un suelo completamente anegado.
El itinerario se llena de "agallas" en las que una pequeña avispa parasita el roble, transformando la hoja en una estructura con forma de fruto.
El robledal sigue acogiéndonos en su interior
conduciéndonos hasta el lugar mas sensacional y asombroso de todo el itinerario: la Laguna de San Marcos.
Constituye una de las Zonas Húmedas Catalogadas de Castilla y León, llamando la atención por su ubicación en lo alto del monte.
De origen natural y reforzada por la acción del hombre, constituye uno de los lugares mas bellos del Parque Natural en un precioso entorno rodeado de robles
abasteciéndose de las aguas de escorrentía, siendo retenidas antes de desembocar directamente al río Francia.
Junto a la laguna se encuentran las ruinas de la Ermita de San Marcos, donde se encuentra la obra de Fernando Casas llamada "Asteroide S 09 2010". "La laguna, el agua, espejo del cielo en un recinto sagrado".
"Naturaleza entera observada por la montaña soberana, la Peña de Francia y la ermita abrazada  por ese colosal espacio".
"Piedra en bruto, arrancada a la tierra 
que se deja pulir y transformar entre vetustas piedras". "Raices íntimas que invitan al cambio".
Nos separamos unos metros para contemplar desde el mirador el precioso escenario
formado por la Sierra de Francia y su Peña de 1728 metros de altitud.
Regresamos de nuevo, entre pequeños puentes de madera,
para seguir rodeando completamente la Laguna de San Marcos a través de su flora y fauna típica de aguas limpias,
 pudiendo encontrar entre los juncales y herbazales gran variedad de anfibios, como ranas, tritones y salamandras
además de una importante presencia de libélulas y caballitos del diablo.
Abandonamos la laguna para incorporarnos de nuevo por el robledal
entre nuevas tonalidades y matices 
que nos desvían hasta la Fuente y Abrevadero de los Venaos
donde surge un buen chorro de agua que purifica las aguas
por donde saltan, nadan y zambullen numerosos batracios.
Recuperamos la senda 
hacia la siguiente obra escultórica del autor Carlos Beltrán y titulada "Panal". "Nido, origen, espacio que alberga vida y acumula alimentos para los otros".
"Construcción animal que, desde la sencillez, sorprende". "Escudo, joyas.....el pasado huele dulce. Un panal para mirar a través de él".
La ruta continua en ligero ascenso por la humedad del camino,
atravesando pequeños pontones que cruzan
sobre radiantes y lozanas plantas acuáticas
logrando llegar hasta la última obra de Fernando Méndez y su "Sombra" representando el movimiento y la desaparición de la sombra como un reloj de sol, mientras el árbol permanece y la raiz se mueve en dirección opuesta.
Vamos culminando el paseo en el área recreativa de Fuente Castaño, lugar perfecto para recuperar fuerzas
y tras visitar un berraco de piedra en los límites del merendero, subiremos una pequeña cuesta
para alcanzar, entre preciosos colores primaverales,
el recorrido de ida, en su primer tramo, que recorrimos esta mañana, con la Peña de Francia al fondo.
Cruzamos el puente de La Alberca
dándonos acceso al entramado medieval del pueblo
y terminando esta bonita aventura en su Plaza Mayor, con la satisfacción y la emoción producida por este maravilloso paseo salpicado y espolvoreado de arte y naturaleza.
Saludos de Comando Senderista a tod@s caminantes. Hasta una nueva aventura. Resumen en vídeo en: CAMINO DE LAS RAICES 

No hay comentarios:

Publicar un comentario