CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

jueves, 18 de agosto de 2016

COMARCA DEL SALNÉS

Agosto es tiempo de vacaciones, así que los días 11, 12 y 13 nos acercamos hasta la Comarca Pontevedresa del Salnés para conocer su vertiente mas occidental y atlántica entre las Rías de Arosa y Pontevedra. Pincha en el "play" y comenzamos.
Nuestra visita comienza desde el sistema dunar de La Lanzada para asomarnos a la preciosa Ensenada do Vao que nos guiará en dirección a El Grove
hasta el puente de acceso a la Isla de La Toja.
En su interior disfrutamos, a la sombra de un magnífico bosque de pinos y eucaliptos,
de las vistas de las localidades de Ardia y La Graña reflejadas sobre las aguas.
Vamos recorriendo su perímetro hasta alcanzar su famoso Balneario y su tranquila Playa dos Fornos.
Entre la tranquilidad y la calma
descubrimos la curiosa Ermita de San Caralampio, también conocida como la Ermita de San Sebastián, en la que todos sus muros están cubiertos de conchas de vieiras,
una decoración marinera que hoy convive con una forma de graffiti un tanto bizarro en el que algunos visitantes dejan sus nombres y mensajes de amor escritos sobre las conchas.
Llegamos hasta el embarcadero
donde podemos observar la multitud de pequeñas embarcaciones navegando entre la imperturbabilidad de sus aguas.
Terminamos de dar la vuelta a esta Isla de la Toja, saliendo por el puente
y enfilando hacia El Grove.
Una pequeña pausa en su Ayuntamiento para recoger información,
continuando el viaje a través del monumento a Los Mariscadores
y la tranquila Ensenada O Esteiro.
Asistimos a las blancas arenas de la Playa de Rons
inmersa entre las Puntas de Rons y Cantodorxo.
Dejamos atrás el municipio de la Virgen de las Mareas para alzarnos al punto mas alto de toda la Península de El Grove: el Mirador de Siradella.
Rodeado de un frondoso pinar
los 163 metros del Siradella, forman un precioso balcón sobre el istmo dunar de La Lanzada
abarcando toda la vertiente meridional de la península.
Desde la mole del Siradella
y entre los colores y aromas de su vegetación
nos dirigimos al Mirador contiguo de Con Da Edra
logrando alcanzar la parte sur de la península.
Bajamos de nuevo a la arena para ejercitar nuestros brazos y piernas con las diferentes embarcaciones de la Playa de Área Grande.
Volvemos a disfrutar del sosiego y serenidad de las aguas de la Ría de Arosa
donde la infinidad de bateas colocadas sobre el mar, ultiman la cría y cultivo de mejillones y otros moluscos.
La Punta de Área Grande nos da una hermosa visión de su playa al oeste
mientras al este divisamos las playas de Mexilloeira y Area das Pipas.
El atardecer nos sorprende en el entorno de la Iglesia de San Vicente do Grove, construida en 1770 en estilo barroco
con un interior muy sencillo y un altar dedicado a San Vicente.
A pocos metros encontramos la Necrópolis de Adro Vello
sobre la Playa do Carreiro
donde saboreamos y degustamos este impresionante atardecer.
El nuevo día nos sumerge entre la delicada vegetación de las dunas de La Lanzada
que nos invita a sumirnos y entrar en sus aguas
y a su espectacular arenal
que divisa y acaricia el mar de sensaciones de la Isla de Ons,
entre bellas postales que irán fijando nuestras retinas
y envuelto por los sonidos de una naturaleza en estado virgen.
Tras este baño de emociones, continuamos con estupendas vistas
hacia las Playas de Area Gorda
y la Playa de Foxos.
Entre estas dos playas se esconden sobre sus rocas, las ruinas y la historia de una gran  fortaleza medieval de defensa costera,
la Fuente de la Virgen
y la capilla románica de finales del siglo XII de una sola nave y ábside semicircular,
donde destaca en su interior el bello retablo barroco.
La ermita está muy bien conservada y muy relacionada con el "rito del baño de las nueve olas".
Una excavación ha puesto al descubierto un poblado y fortificaciones que pertenecen a la cultura de los castros, con casas circulares, muros y demás estancias y dependencias.
Dejamos este hermosísimo lugar para recorrer la Playa Paxareiros primero, y la Playa de Area da Cruz
alcanzando San Vicente del Mar, para pasear sobre una infinita pasarela de madera
que bordea la vertiente oeste de este pequeño municipio.
Entre paradisiacas flores 
tocamos la belleza y hermosura de la zona de Con Negro, frente a la isla de Sálvora,
donde un impresionante castillo de piedras
separa dos magníficas calas para poder disfrutar de un merecido descanso.
A lo lejos divisamos una zona militar de dominio público donde se sitúan los búnkeres camuflados entre la naturaleza y donde se asoman sus imponentes cañones.
La puesta de sol en este idílico lugar es sorprendente y extraordinaria y una de las mas hermosas vivencias que el ser humano puede contemplar,
mientras los pensamientos fluyen libremente entre una hermosa paleta de colores que se clava en nuestras retinas.
Amanecemos sobre las dunas de la Playa Magor
y el frescor de la niebla que invade el arenal,
para saltar la Punta de Montalbo y acceder y probar las aguas de la playa del mismo nombre
por donde cruza una sobrecogedora regata de apariencia espectral entre la bruma.
Pasamos por el puerto y playa de Portonovo
y por último terminamos en Combarro, uno de los mas pintorescos pueblos marineros de la costa gallega y mas concretamente de la Rías Baixas.
El paseo por el casco antigüo, con dos calles principales y callejuelas que dan al mar,
es un pequeño viaje en el tiempo, donde el hórreo, símbolo principal de Combarro, se mezcla entre cruceiros
en una perfecta simbiosis de calidad en esta sensacional y estupenda Ría de Pontevedra.
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
Los paseos están realizados el 11,12 y 13 de agosto de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario