CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

martes, 27 de septiembre de 2016

MENORCA

Del 8 al 15 de septiembre de 2016 tomamos rumbo hasta un espectacular refugio en pleno Mediterráneo llamado Menorca. Menorca es....única, pura naturaleza, vida salvaje, playas vírgenes, arenas pristinas y acantilados infinitos. Pincha en el "play" y comenzamos.
El espectacular amanecer nos sorprende sobre la Cala en Peretjals, continuando dirección oeste para zambullirnos en la hermosísima Cala en Bosc
de preciosas aguas turquesas y de fina y blanca arena.
En la punta mas suroccidental de la isla alcanzamos el Cabo y Faro de Artrutx, construido a mediados del siglo XIX con sus típicas rayas blancas y negras.
Nuestro viaje por el paraíso continua hacia el norte por una larga rasa mareal 
que consigue llegar hasta la excelente y bonita Cala Blanca de aguas transparentes.
Cerca de Ciudadela pasamos a conocer la Caleta Santandria entre la Caleta d´en Gorries y Cala Blanca, acariciados por una suave brisa que discurre entre aguas tranquilas y limpias.
La Cala des Degollador nos da la bienvenida 
a Ciudadela, entre un aire señorial que nos infunde su hermosa Catedral gótica del siglo XIV.
Recorriendo sus calles estrechas del casco antigüo nos evocan sentimientos de pasión y sensualidad hasta alcanzar el Antigüo Palacio del Gobernador y actual sede del Ayuntamiento.
Nos asomamos a su maravilloso
y atractivo Puerto Deportivo
continuando nuestros pasos hasta la pequeña y perfecta Cala en Blanes.
De camino al Cabo de Punta Nati el paisaje comienza a cambiar. Una estrecha carretera surca peculiares construcciones de piedra
mientras vamos liberando el espíritu y dejando volar nuestra imaginación para llenarnos de la magnífica luz
que inunda el Faro de Punta Nati, construido en 1912 para evitar los constantes naufragios que se producían en la costa norte de Ciudadela.
Junto a él, podemos ver los restos de la Antigüa bateria de costa
y los espléndidos y sensacionales acantilados que se extienden hasta el Faro de Cavallería.
Nuestra ruta sigue por el litoral norte hasta el abismo y el precipicio que rodea 
la preciosa y serena Cala Morell.
En sus alrededores podemos retroceder en el tiempo y visitar la Necrópolis de Cala Morell, una de las mas espectaculares de Menorca
formada por 14 cuevas de piedra excavadas artificialmente en los acantilados de un barranco.
Por último disfrutamos de un atractivo atardecer en la "costa de la calma", saboreando este bello cielo y mar que se cubren de plata.
Nuevo día para dirigirnos hasta la Naveta de Tudons, monumento prehistórico mas famoso de Menorca, del que se dice el edificio mas antigüo de toda Europa.
Es un monumento funerario construido sobre el año 1000 a.C. y pertenece a la cultura talayótica de la isla.
Viajamos hasta Ferreries, para mas adelante
llegar a Es Mercadal
para subir hasta el Monte Toró, el punto mas alto de Menorca con 358 metros de altitud y divisar el contorno de la isla.
En esta cima encontramos el Santuario de la Virgen de Monte Toró
construido en el siglo XVII sobre una iglesia gótica en manos de la Orden Religiosa Franciscana de la Misericordia.
Nos retratamos en sus escenarios
ante una pequeña versión del Cristo Redentor.
Descendemos hasta la quietud y el sosiego de Ses Salines 
y disfrutamos de la serenidad y placidez de Fornells, un pintoresco pueblo de pescadores en el norte de Menorca.
Paseamos entre los muros de su pequeña iglesia
y por sus blancas calles que destacan entre el cielo.
Al final de la población encontramos una pequeña gruta con la Virgen de Lourdes y Santa Bernardita
y un poco mas arriba tocamos la Torre de Fornells, construida en 1801 bajo la ocupación inglesa, cuyo objetivo era proteger la entrada del puerto y prevenir un posible desembarco enemigo.
El día se nubla pero no nos quita las ganas de un refrescante baño en las playas 
de Cala Tirant de fina arena tostada.
El bocadillo lo saboreamos escondidos entre el hermoso pinar que rodea Cala Turqueta
que con sus aguas azules y su fina arena hacen que el nombre sea un reflejo de la realidad que atesora esta esbelta cala.
Por la tarde subimos por los cercanos acantilados
del Faro de Cavallería, situado en el punto mas septentrional de la isla
y gozar de una muy buena vista de la Isla des Porros y contemplar las maravillosas puestas de sol,
finalizando el día con un gratificante baño en la Playa de Arenal d´en Castel.
Nuevo día para conocer Mahón, la capital de Menorca. Entramos por la Puerta de San Roc, vestigio de una antigüa muralla por donde salían los caminos hacia el interior de la isla.
En la Plaza de la Constitución encontramos el Ayuntamiento, un bello edificio del XVII de estilo barroco afrancesado
y la Iglesia de Santa María del XVIII, uno de los monumentos religiosos mas importantes de la ciudad.
Mahón se consigna sobre una atalaya con preciosas vistas a su puerto y con sus 5 kms de longitud le han llevado a ser el mayor puerto natural del Mediterráneo y nada menos que el segundo de Europa.
El Puerto de Mahón es escala de numerosos cruceros y sin duda alguna el mayor foco turístico de toda la isla
mientras sus 5 kms de paseo marítimo lo convierten en la mayor zona de ocio de Menorca.
Abandonamos la capital para subir hasta el Faro de Favaritx, aislado de la civilización y
rodeado de bajos acantilados de pizarra negra y grisacea
formando un paisaje que muchos definen como lunar o incluso infernal.
Dentro del Parque Natural de S´albufera des Grau, también se encuentra el pequeño y hermoso puerto de Es Grau
con preciosas tonalidades en sus nítidas aguas.
Seguimos por la zona este de Menorca rumbo hacia el sur, para recalar en el barrio pesquero de Sa Rinconada
y acceder hasta el Arenal Gran de Sa Mesquida, muy cerca de Mahón, con arenas bastantes blancas y finas que nos recuerdan a las playas vírgenes del sur.
Junto a ella y separada por el Morro de Tramontana podemos disfrutar de la Rinconada de Sa Mesquita Vella.
La Fortaleza de la Mola (también llamada Fortaleza de Isabel II) es un buen ejemplo de arquitectura militar del siglo XIX en Menorca.
Se construyó entre 1848 y 1875 para defender la isla de la amenaza británica con defensa terrestre y defensa marítima. Antes había sido utilizada para enlace de la Corona Española con sus posesiones en Italia.
A 5 kms de Mahón se emplaza Es Castell,
un encantador pueblo marinero
salpicado de huellas inglesas, producto de la dominación británica del siglo XVIII. Además es la población mas oriental de Menorca, convirtiéndola en el mejor sitio donde disfrutar de espectaculares amaneceres.
La tranquilidad parece envolver al municipio de San Lluis, con su blanca iglesia que refleja la cegadora luz de la isla,
así como su reposada y apacible Cala Alcaufar
y su serena y amable Playa de Punta Prima desde donde podemos otear el precioso Faro de la Isla del Aire, que solamente se puede llegar por mar.
Siguiendo la carretera, atracamos en la imperturbable Cala Biniancolla
para mas tarde dar un paseo por el poblado pescador de Binibeca, construido en 1972
con sus calles estrechas y sus casas encaladas que forman un delicioso laberinto en el que uno desea perderse.
Cerramos el día percibiendo y disfrutando de otro hermoso atardecer sobre el mediterráneo.
Saludamos y admiramos la nueva jornada sobre el Puerto Deportivo de Cala en Bosc
para tomar un velero y surcar el Mediterráneo entre las mas bellas y preciosas calas vírgenes del litoral sur menorquino.
Visitaremos Calan´Bosc, Son Saura,
Es Talaier, Cala Turqueta, 
Cala Macarella, 
Cala Galdana, Cala Mitjana, Cala Trebaluger, Cala Fustam, Cala Escorxada hasta Binigaus.
En el crucero disfrutamos también, de la portentosa variedad paisajística capaz de cautivar
a los que buscamos hermosos lugares para olvidarse de las multitudes,
gozando de un profundo respiro, un gran reposo y una agradable quietud.
De nuevo en el interior de la isla, admiramos la pureza de la raza menorquina o mahonesa en nuestro camino hacia el municipio de 
Es Migjorn Gran con su luminosa Iglesia Parroquial
y sus coloridas callejuelas.
Paseamos por el Cami de Cavalls, el sendero GR-223 que propone el reto de recorrer el perímetro de la isla de Menorca en 185 kms
y que nosotros pateamos desde la Playa de Binigaus, Playa de Santo Tomás y Playa de Son Bou.
Subimos hasta Alaior, un enjambre de blancas casas coronada por su iglesia de Santa Eulalia y un pueblo agrario que recuerda a Montpellier.
Recorremos su sencillo casco antigüo hasta el Pórtico Convento de San Diego
y bajamos al subsuelo para introducirnos en el Refugio Antiaéreo que protegió a los ciudadanos de los bombardeos del general Franco sobre los Republicanos.
Descendemos hasta la Basílica Paleocristiana de Son Bou que data del siglo V.
Desde este lugar descubrimos la Playa de Son Bou, la playa mas grande de Menorca que ofrece casi 2,5 kms de arena dorada y nítidas aguas.
Visitamos uno de los numerosos poblados talayóticos de Menorca, en concreto el de Torre d´en Galmés, en el que allá por el año 1300 a.C. pudieron vivir en él unas 900 personas.
El sol casi nublado desmerece la preciosa y abrupta Cala en Porter
y en cambio magnifica el precioso atardecer.
Finalizamos esta prodigiosa e interesante aventura por este paraíso llamado Menorca, con inmensas tonalidades que brillan bajo el sol y que al ritmo de la brisa y los vientos han ido dando forma desde hace miles de años para podernos reencontrar con la naturaleza con la que redescubrirse y sorprenderse.
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
Hasta una nueva aventura.

1 comentario:

  1. ¡Qué envidia! Pero ¡qué recuerdos, me habéis refrescado! Estuvimos hace ya un montón de años y nos encantó.
    Gracias por compartir los recuerdos.

    ResponderEliminar