CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

domingo, 20 de noviembre de 2016

VALLES DEL PIRÓN Y DEL RÍO VIEJO

Con un otoño muy maduro, el día 16 de noviembre de 2016, nos lanzamos hacia tierras segovianas para visitar las franjas calcáreas de los ríos Pirón y Viejo que descienden y bordean la Sierra de Guadarrama, creando dos pequeños cañones de alto interés natural y paisajístico. Pincha en el "play" y comenzamos.
La Ermita románica de la Virgen de la Octava de Peñarrubias de Pirón, es testigo del comienzo de nuestra aventura, mientras repasamos el mapa de situación y descargamos todos los datos del itinerario en el siguiente enlace: PIRÓN Y VIEJO 
Casi sin darnos cuenta atravesamos el pueblo, saliendo por la Calle de las Hoyadas hacia el camino de Cabañas de Polendos, entre un sol embustero y mentiroso 
que esconde los gélidos efectos de una fuerte helada y que el refranero confirma y apostilla de manera contundente: "de mitad de noviembre en adelante el invierno es constante".
Dejamos el camino tomando una senda a la izquierda que nos introduce por un tupido encinar
que desciende a un precioso soto ribereño al encuentro del río Pirón,
en las inmediaciones del antigüo Molino de Covatillas, del siglo XIX, en un entorno marcado por las ruinas, el abandono y la desolación.
Continuamos el itinerario con el río Pirón a nuestra izquierda,
atravesando tramos de particular belleza entre fragancias de fresnos, sabinas y quejigos
que nos acercan hasta el hermoso y sugestivo Puente medieval de Covatillas, del siglo XVI.
Aguas vivas, claras y frescas se deslizan por el cauce de este río mágico lleno de sorpresas
 que a pocos metros surge, la Fuente de Covatillas, un rincón de ensueño entre avellanos y nogales
donde se distinguen varias cabezas de leones esculpidas en el azud y el escudo nobiliario de los Marqueses de Covatillas.
La profunda belleza y la hermosa tranquilidad se adueñan y alían 
en nuestro caminar junto al río por la estrepitosa hojarasca, 
 entre la que brotan infinitas variedades y clases de champiñones y setas. 
Seguimos la hilera de chopos y encinas
que nos vuelven a introducir sobre los bellos reflejos de este espléndido Pirón
que conjuga a su antojo, los tonos mas sombríos con los mas alegres de la anaranjada chopera.
El hermoso valle se empieza a abrir
con estampas de alta calidad paisajística,
estrenando y descubriendo una perfecta luminosidad
que dibuja uno de los lugares mas bonitos de todo el recorrido.
Disfrutamos de un sensacional y extraordinario paseo
por esta asombrosa e insólita pradera, 
desviándonos hacia la derecha y siguiendo un pequeño sendero  
que nos acerca a un vertical farallón rocoso donde encontramos la Ermita de Santiaguito.
Invito a pasar por los orígenes de la repoblación medieval de estas tierras
hacia el misticismo y austeridad que remarcan la espiritualidad del lugar,
y situada en el emplazamiento mas solemne y hermoso del Cañón del río Pirón.
Regresamos al fondo del valle entre "Prunus spinosa" o endrinos,
para vadear el río y descubrir, escondida tras un saúco de gran porte, la entrada a la Cueva de la Vaquera
y sus bonitas vistas desde el interior.
Seguimos rumbo por la profundidad del amplio valle
entre preciosos acantilados rocosos
y un bonito sabinar
en el que el río Pirón aparece y desaparece en ocasiones
cruzando mas adelante su cauce por un moderno puente de madera, entre las paredes cársticas de La Solana y El Tragadero.
Aspiramos aromas de escaramujos 
antes de acometer un corto repecho poblado de encinas,
percibiendo sobre nuestras cabezas las estelas y vibraciones de un gran grupo de buitres leonados
en el momento que alcanzamos el punto mas alto de todo el itinerario.
Aparece el pueblo de Losana de Pirón, bajo el perfil de la Sierra de Guadarrama,
aunque nosotros giramos hacia el norte, en este abrevadero, 
en busca del fondo del Valle del río Viejo.
La senda transcurre por un paisaje mas áspero y adusto
hasta cruzar el cauce seco del río Viejo,
 y que en pocos metros se va conformando de una verde y lozana alfombra herbosa.
Entre almendros y en lo alto de las paredes del cañón, divisamos las ruinas del Corral de Máximo
y un poco mas adelante
observamos el camino de subida hasta un gran desplome del terreno llamado, La Torca.
Vamos consumiendo metros por este deshidratado río Viejo
alcanzando, a la derecha, un imponente farallón donde se encuentra la Cueva de la Mora
y disfrutando, a la izquierda, de un abundante bosque de pinos, sabinas y encinas.
El Cañón del río Viejo termina su andadura entre grandes oquedades
y la suave transición de su sinuoso valle
encauzado hasta su desembocadura en el Pirón.
Nos acercamos a una enorme cavidad
junto a un poderoso contrafuerte rocoso,
chocando de nuevo con las aguas del Pirón en su margen derecha.
El otoño luce con esplendor
y rodeados de encinas 
alcanzamos los viejos muros del Caserío de Covatillas, en la que la soledad del paraje 
fortalece la intimidad y el misterio que ofrece este recóndito rincón.
Investigamos sus alrededores
merodeando entre sus elegantes y apuestos arcos
que salvan las aguas del río Pirón en este fantástico y prodigioso soto ribereño.
Nos retratamos entre sus legendarias piedras
estupendamente armonizados en la estrechez de su paso que se relaciona con el antigüo Camino Real, que unía el municipio de Turégano con la ciudad de Segovia.
Cruzando a la otra orilla, volvemos por el mismo camino utilizado en el comienzo de la ruta
disfrutando con los colores, tonalidades y matices
de estos hermosos remansos
por los que se precipitan pequeñas cascadas.
Con una agradable temperatura, vamos deshaciendo el camino 
despidiéndonos de este maravilloso río 
entre la profundidad del encinar,
alcanzando el camino que nos conducirá hasta el final de nuestro viaje
en Peñarrubias de Pirón, después de haber descubierto un mundo de bellos colores y  extraordinaria belleza, llena de una penetrante serenidad y quietud que quedó grabado y memorizado en nuestras mentes.
Terminamos en el restaurante "El Rincón de Ramón" en la localidad cercana de Cantimpalos, al amor de un buen "cocido" de la tierra. 
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
Hasta una nueva aventura. 
Todo el álbum de fotos en: PIRÓN Y RÍO VIEJO 

2 comentarios: