CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

jueves, 13 de marzo de 2014

CASCADA DE ABELÓN

Entre la múltiples excursiones que prodiga la tierra zamorana por una misma zona, cada una posee un sabor distinto y se destaca por algo concreto de la anterior. Pincha en "play" y comenzamos.
El 9 de marzo de 2014 nos trasladamos a 35 kms de Zamora hasta la localidad de Abelón, en plena Comarca de Sayago, para visitar su cascada.
Desde su Iglesia Parroquial comenzamos a caminar hacia su barrio mas alto, en dirección norte, hasta que se acaba su última calle asfaltada y comienza un camino de tierra balizado con las marcas de sendero de pequeño recorrido blancas y amarillas que sin pérdida nos dirigirá a nuestro objetivo.
El mapa y los datos en: CASCADA DE ABELÓN DE SAYAGO
En el arranque de la ruta nos encontramos con un paisaje propio de Sayago, con amplias manchas de encina
por donde cruza nuestro camino
con el asombro de hermosos remansos de agua
y pequeñas praderas que custodian las ovejas churras, tan habituales en esta preciosa comarca.
La pista es apta para todos los públicos, pequeños y grandes
mientras nos vamos adentrando por parajes con notables evidencias agrícolas y ganaderas.
En este día de marzo los árboles intentan surgir de ese estado de aletargamiento en el que han estado sumidos durante toda la temporada invernal.
Traspasamos diferentes refugios intercalados entre las últimas encinas
apareciendo zonas de matorral.
A medida que el itinerario va descendiendo empezamos a otear, clavado en el fondo del Arribe, el hermoso y caudaloso Duero, al mismo tiempo que mi sobrina y yo disfrutamos del hermoso entorno.
Entrado en el arribe y siguiendo un ramal hacia la derecha, nos llevará a visitar la Peña la Campana que no es una seta gigante fosilizada, sino la acción de lluvias, fríos, calores y vientos durante millones de años.
Los geólogos las llaman "taffoni", que significa ventanas y su nombre proviene de la isla de Córcega.
A medida que bajamos, el Duero se acerca
mientras el Regato la Cunca nos va dejando sus primeros y pequeños saltos de agua.
El frescor inunda el ambiente a medida que el cauce va aumentando de caudal.
El regato, por si solo,  va animando el espectáculo
colonizando espacio y generando estampas de bella factura
en el momento que el Padre Duero se nos abre en su vertiente oeste
y su ladera este.
El sonido rezuma cada vez con mas fuerza
y apaga el aullido del alimoche postrado en las peñas de la otra margen del río.
Seguimos descolgándonos, apareciendo los restos de viejos y atractivos molinos harineros
donde encontramos las muelas volanderas desperdigadas por el terreno ante el abandono y la acción implacable del tiempo que desmoronó tejados y tiró paredes.
Restos de un lejano pasado que se combina con la perfección y espectacularidad de la hermosa y bella Cascada de Abelón.
Las pasada lluvias han reforzado la belleza de este salto,
originando una espléndida "puesta de escena"
que se incrusta en nuestras retinas,
llenándonos de frescura y admiración,
transmitiéndonos un poderoso susurro
en la agreste ceremonia
que pone todos nuestros sentidos al cien por cien.
Finalmente la hermosa cascada se diluye en las turbias aguas del Duero.
Desde nuestra atalaya, disfrutamos con el corazón henchido, 
de la hermosura de los Arribes
y del dilatado y abundante Duero.
El espigón del Pozo del Cubo
nos da la impresión de estar navegando por el corazón del majestuoso Duero,
como si de una pequeña embarcación zarpara en su camino hacia tierras portuguesas. 
A nuestras espaldas dejamos el Pozo del Cubo
remontando el arribe hasta el cartel de información de los molinos que por aquí existieron.
Tomamos dirección noroeste para cruzar la vaguada formada por el Arroyo Peña Velasco y en un pronunciado ascenso, llegar hasta el 
magnífico mirador en el que podemos escrutar como el río Esla entrega sus aguas al Duero.
Las fotos en este fenomenal paraje son de obligado cumplimiento
donde conformamos todas las unidades
del Comando Senderista en el día de hoy.
En este emplazamiento se sitúa el acaracolado perfil de la Ermita de Abelón
frente a las hermosas vistas de la confluencia de los dos ríos
y a la sombra de otra gran cruz en lo mas alto del arribe.
No nos cansamos de admirar esta maravilla desde tan apreciada atalaya, que nos descubre uno de los rincones mas sensacional de los bellos Arribes Zamoranos del Duero.
Renunciamos al Eremitorio de Abelón
para introducirnos por la zona de Los Arroyos
por un cuidado camino
que nos muestra y revela interesantes plantas autóctonas
con espléndidos colores,
algunas elegantes y esculturales que surgen del interior del arroyo.
Entre El Corchal y cerca de Fuente del Moro, viramos hacia el sur por el Camino Natural Valle del Duero, tipificado como GR-14,
acompañados en todo momento a ambos lados del camino por pequeñas tapias de piedra que delimitan las reducidas parcelas de cada propietario.
El olor a encina, juncos y matorral se mezcla
con el también agradable aroma del heno de las praderas.
En la senda aparece el hito kilométrico número 19 de la etapa 20
situado frente a una adusta y organizada valla de lanchones de piedra.
Nos topamos con los orígenes del Arroyo Peña Velasco
flanqueado en todo momento por muretes de piedra sobre los que se asoman estos árboles que parecen saludarlo.
El último tramo vamos acompasados de la mano por infinidad de encinas
adornando un precioso camino
en el que salpican viejas y destartaladas fuentes y manaderos
ataviados y engalanados por las primeras flores que presagian el final del invierno y la llegada de la tan esperada primavera en esta bella comarca zamorana de Sayago.
Saludos de Comando Senderista.
El video de youtube en: CASCADA DE ABELÓN DE SAYAGO

7 comentarios:

  1. ¡Qué interesante y atractiva es esta ruta que nos muestras de la comarca Sayaguesa!
    Mira que hemos recorrido Las Arribes, sobre todo en la época de estudiante en Salamanca, pero en ocasiones, y esta vez a través tuyo, quedamos sorprendidos de los recursos, paisajes, piedras, agua y rincones que aún nos quedan por conocer y disfrutar.
    Una buenísima elección este paseo para realizar en familia, conociendo la hermosa cascada de Abelón, el pozo del Cubo, molinos, fuentes, manaderos, ermitas y miradores al gran Duero; además y, por supuesto, de su flora y fauna asociada que nunca olvidas enseñarnos en tus nutridas y esmeradas crónicas.
    Muchas gracias por mostrarnos la bella tierra Sayaguesa y sus secretos.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  2. Preciosa ruta acuatica, leerte invita a salir de entre cuatro paredes..;)

    ResponderEliminar
  3. Hola, me parece muy interesante esta ruta. Soy de la provincia de Zamora y me encantaría poder hacerla. ¿Cuantos km de ruta son? ¿ la ruta está señalizada? me gustaría poder tener mas información. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Respuesta a Anónimo.
    La ruta está perfectamente señalizada y la distancia, perfil y todos los datos para realizarla lo puedes en contrar junto al mapa del post.

    ResponderEliminar
  5. Respuesta a Anónimo.
    La ruta está perfectamente señalizada y la distancia, perfil y todos los datos para realizarla lo puedes en contrar junto al mapa del post.

    ResponderEliminar
  6. Hermosas vistas y fotos. He nacido en la zona de los Arribes del Duero exactamente de Fermoselle y conozco bastante bien la zona. Una delicia para la vista y la mente. Sencillamente !!! Gracias !!!

    ResponderEliminar
  7. Soy de Pereruela de Sayago, he pasado por abelon infinidad de veces y desconocia esta maravillosa ruta que D.m. podré hacer la próxima S.SANTA.Es una pena Que muchos sayagueses, incluso de la zona más próxima le haya pasado lo mismo; verdad que gastronómicamente Zamora muy bién, pero perfecta haciéndonos disfrutar sus espacios naturales, hagamos que sean conocidos

    ResponderEliminar