CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

domingo, 20 de abril de 2014

LAGUNA DE LA NAVA

La comarca de Tierra de Campos palentina ocupa la zona central de la provincia de Palencia. Con un paisaje aparentemente homogéneo, sus horizontes y su luz son ricos en contrastes y las tonalidades de sus campos de cultivos, varían al paso de las estaciones. Pincha en el reproductor y comenzamos.
 
Aunque en la ruta de hoy vamos a descubrir el espacio natural de La Laguna de la Nava, nos vamos a subir primero, sobre un otero cercano a la localidad palentina de Autilla del Pino,
donde se levanta un elegante y espectacular mirador desde el que se abarca visualmente
gran parte de la inmensa e incalculable llanura de Tierra de Campos
que ocupa gran parte de las provincias de Palencia, León y Valladolid.
Desde el Ayuntamiento de Fuentes de Nava iniciamos este pequeño recorrido
por sus plazas y calles que nos llevan hasta 
la Iglesia de San Pedro, con una impresionante torre de 65 metros de altura de estilo tardogótico y conocida con el sobrenombre de "Estrella de Campos".
Un poco mas adelante alcanzamos el Arco del Postigo, antigüa puerta de acceso al municipio sobre el que se guarda, en su Balcón-Humilladero, la venerada Virgen del Postigo.
Logramos llegar hasta el templo de Santa María, declarado Monumento Nacional en 1978 que cuenta con un bello soportal de piedra 
y de forma separada una torre-fortaleza de robusta corpulencia.
Terminada la visita por Fuentes de Nava, nos dirigimos por la  P-940 hasta llegar al observatorio de aves Los Corralillos, situado a nuestra izquierda.
El mapa y todos los datos lo podeís ver en: LAGUNA DE LA NAVA
La Laguna de la Nava o "Mar de Campos" como se le denominaba antiguamente, es un humedal completamente artificial recuperado y gestionado por la Junta de Castilla y León.
Posee una extensión de 307 hectáreas, dividida en dos partes por la carretera que une Mazariegos y Fuentes de Nava con distinto régimen de uso.
Una mitad se utiliza para la conservación de aves y la otra se aprovecha para el pastoreo de los ganaderos de Fuentes de Nava.
El paisaje es sencillamente maravilloso, y en estos días de abril el sol mezcla las tonalidades verdes de los cereales, el amarillo de los cañaverales y los azules del agua en una serie de estampas de gran belleza y atractivo.
Una cobertura vegetal se imprime y se enmarca sobre
las aguas de la laguna somera,
cuya profundidad es de solo 35 centímetros, aunque existe algún sector en el que se supera el metro de hondura.
Sobre las pequeñas islas podemos observar multitud de especies faunísticas, en las que destacan las especies de anátidas como el ánade real, ánsar comun y un sinfín de limícolas.
Lo ideal para contemplar las diferentes especies de animales que pernoctan en la laguna son unos buenos prismáticos
y poder disfrutar de la totalidad del hermoso entorno.
La "Estrella de Campos" resalta como un altivo faro
que domina este inmenso mar de cereales
y tierras de labor que se extienden alrededor  de carrizos y espadañas.
La agradable temperatura primaveral hace florecer delicadas plantas
que nos envuelven en tiernos y sensibles tonos 
acicalados y ataviados por una inmensa alfombra de margaritas.
En las proximidades del Km 5 de la P-940 llegamos al observatorio de aves El Prado o La Cogolla en una infinidad de cañaveral.
La intención de la Conserjería de Medio Ambiente de la Junta es imitar el ciclo natural de la laguna, inundando en otoño e invierno y desecando en verano.
Entonces, de abril a junio mantienen elevados los niveles de agua
consiguiendo que la laguna luzca con rotundidad y belleza
entre los arbustos y plantas arraigadas en el fondo del agua, cuyos tallos y hojas se desarrollan por encima de la superficie
dando el sustento diario a las diferentes especies 
de aves que conviven en este magnífico escenario.
Pequeños árboles adornan y hermosean los límites acuáticos
mientras desde la ventana de observación del mirador creamos un espléndido lienzo en el que retratamos el precioso plató que se despliega ante nuestra vista.
Nos dirigimos hasta el siguiente observatorio entre juncos,
cañizos
y abundante vegetación,
por un camino
paralelo a los canales de corte y aporte de agua
procedente del cercano Canal de Castilla.
Desde el moderno observatorio
podemos admirar toda la Nava de la Cogolla
y las tierras de La Colada,
terminando este productivo paseo
jugando con el "zoom" de nuestra cámara y
acercando las aguas hasta nuestras inmediaciones.
Otro km y medio para visitar el río Valdeginate
y sus pobladas orillas
donde desagua la laguna.
Pequeños cubos y cabañas de adobe
se asoman al observatorio y mirador de La Güera
donde descubrimos enormes praderas 
y encantadores pastizales,
delimitados unicamente
por una línea horizontal llana que delimita el paisaje en los que el tiempo parece haberse detenido.
Ruta realizada el 17 de abril de 2014.
Saludos a tod@s caminantes.
El video en: LAGUNA DE LA NAVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario