CAMINANDO, AL VIAJERO LE BROTAN DE SUBITO ALAS EN EL ALMA, DESCONOCIDOS MUNDOS EN EL MIRAR

lunes, 12 de junio de 2017

SENDA GONZALO DE BERCEO

La Senda Gonzalo de Berceo se desarrolla en pleno valle del río Cárdenas, en el municipio de San Millán de la Cogolla dentro de la Comunidad Autónoma de La Rioja, para recorrer los hermosos lugares por donde vivió este fraile, considerado el primer poeta de la Lengua Castellana. Es 7 de junio de 2017. Pincha en el "play" y empezamos esta aventura.
El Pico de San Lorenzo, techo de la provincia riojana con 2271 metros de altitud, preside este maravilloso valle lleno de frescura, donde permanece enclavado el Monasterio de Yuso, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 4 de diciembre de 1997.
Recorremos las diferentes estancias
de este monumental conjunto arquitectónico que está considerado "cuna de la lengua", "cuna del castellano" y "cuna del vascuence",
siendo construido en estilo románico, demolido en su totalidad y reconstruido en el siglo XVI en estilo Herreriano. Mas información del monasterio en: LA CUNA DEL CASTELLANO
Nos encuadramos entre sus piedras centenarias para comenzar este cultural viaje
con los siguientes datos de orientación e itinerario: SENDA GONZALO DE BERCEO 
Abandonamos el Monasterio de Yuso
por la arteria principal de San Millán de la Cogolla,
merodeando entre sus luminosas edificaciones.
El trayecto de su Calle Mayor
desemboca en el antigüo camino que parte hasta la cercana localidad de Berceo.
Este itinerario nos deja unas colosales vistas y panorámicas del Valle del Cárdenas
aderezado por el perfil del pueblo de Estollo entre la exuberante vegetación
y sacudidos por un verdor y una relajante brisa llena de frescura.
Unas intensas fragancias y aromas de rosas nos embriagan
en el momento que llegamos hasta la localidad de Berceo, con su Iglesia Parroquial de Santa Eulalia de Mérida del año 1886.
Localidad natal de "Aemilianus", conocido mas tarde por Gonzalo de Berceo, primer poeta de nombre conocido en nuestra literatura y principal valedor de esta ruta que lleva su nombre.
Entre los viejos y vetustos "tapiales" de Berceo,
nuestra senda propone un giro de 180º, donde el camino torna y retrocede hacia las montañas
quedando atrás un magnífico valle que se despliega hasta los alrededores de Nájera.
Seguimos nuestra ruta refraneando,  "cielo de junio, limpio como ninguno" y "junio soleado y brillante, te pone de buen talante",
envueltos entre la calidez paisajística de los campos que nos rodean.
Serena y tranquilamente vamos ascendiendo
por un prodigioso y estupendo "bulevar",
saturado de maravillosos colores
y profundamente seducidos por los intensos matices del valle,
que combina a la perfección la penetrante tonalidad cerealista entre las altas montañas de la Sierra de la Demanda riojana.
Enfundados entre el bello panorama,
continuamos el ritmo de ascensión
analizando y examinando los diferentes cultivos que van surgiendo a ambos lados de nuestra senda.
Continuamos un pequeño descenso por la amplia y preciosa garganta del Cárdenas,
tamizando los alegres aromas de extensos trigales
mientras resuenan y retumban los tañidos de las campanas del monasterio.
Mantenemos una alegre y distendida charla
entre una colosal y portentosa variedad cromática 
que casi nos corteja y nos enamora.
Un cambiante paisaje
en el que podemos otear los dorados cultivos del cereal tendidos por el valle que se abre hacia el Ebro en una singular y bella estampa.
Cambiamos radicalmente de paisaje para introducirnos por una empinada y estrecha senda por un frondoso y espeso bosque,
bajo unas rojizas peñas calizas que nos guiarán 
entre un hermoso "sol y sombra"
hasta el pequeño cenobio que conforma el Monasterio de San Millán de Suso del siglo VI.
Unidos visualmente los dos monasterios de Suso y Yuso, comparten el papel decisivo en la creación del idioma que hoy usamos para nuestra comunicación. Mas información en: LA CUNA DEL CASTELLANO 
El paraje merece dar un paseo por sus alrededores
donde podemos descubrir pequeñas cavernas, cuevas
y aposentos donde se retiraban los frailes y monjes para orar y escribir.
Disfrutamos de la buena temperatura y
las magníficas fragancias de sus flores
antes de abandonar este bello y solemne lugar.
Comenzamos un estupendo descenso 
por el Bosque de Aydillo
entre excelentes vistas de regreso al Monasterio de Yuso.
Las tormentas del día anterior muestran la evidencia del agua caída,
siguiendo la fenomenal y dilatada pista 
que va atravesando el interior de estos atractivos montes llenos de 
pinos, encinas, robles y un sinfín de helechos adosados a nuestra trayectoria.
También quieren ser protagonistas y se suman a nuestro relato
estas dos especies de lepidópteros que dan un bello y hermoso toque de color
a la continuidad y persistencia de nuestros pasos.
Resultaría un contrasentido no incluir la energía y el vigor que desprenden
estos admirables y majestuosos "bellezones".
De nuevo aparece el Pico de San Lorenzo en la lejanía
extendiendo sus prados y bosques hasta la misma Majada de Ordeñacabras,
desde donde divisamos el cercano San Millán de la Cogolla
para ir terminando esta aventura junto a los jardines del Monasterio de Yuso.
Nos desplazamos hasta la ciudad de Logroño para comer y visitar los rincones mas característicos de la capital riojana,
como su Concatedral de Santa María de la Redonda,
y la Calle Laurel
siguiendo las indicaciones de nuestro compañero, y hoy guía turístico, Fiden.
Podeís ver un interesante paseo por la ciudad de Logroño en el siguiente enlace: LOGROÑO
Decimos "adios" con los maravillosos reflejos del Puente de Piedra y la Casa de las Ciencias sobre las aguas del Ebro, tras haber percibido y conocido el lugar donde surgió la magia de las palabras.
Saludos de COMANDO SENDERISTA a tod@s caminantes.
ÁLBUM DE FOTOS: SENDA GONZALO DE BERCEO

1 comentario:

  1. Buena ruta si señor!!! A la próxima me apunto si el comando no se va de vacaciones!!!

    ResponderEliminar